ISOTIPO-JUBILO

Cómo tener una buena higiene bucal

No cabe la menor duda de que para tener una buena higiene bucal, es necesario tener una rutina de higiene efectiva, con un buen cepillo de dientes, hilo dental (nunca palillos de madera) y un buen colutorio. Aunque hay que destacar que la salud de los dientes no solo va a depender de la correcta limpieza de los mismos. También depende de una buena alimentación, porque tener una dieta saludable y variada permite mantener los dientes sanos y fuertes.

No cabe la menor duda de que para tener una buena higiene bucal, es necesario tener una rutina de higiene efectiva, con un buen cepillo de dientes, hilo dental (nunca palillos de madera) y un buen colutorio.

Aunque hay que destacar que la salud de los dientes no solo va a depender de la correcta limpieza de los mismos. También depende de una buena alimentación, porque tener una dieta saludable y variada permite mantener los dientes sanos y fuertes. Así como hay que evitar hábitos perjudiciales como el consumo de bebidas azucaradas y carbonatadas o morderse las uñas.

Pero en este artículo vamos a ver 6 consejos para conseguir la mejor sonrisa posible, sana y cuidada.

  1. Buen uso del cepillo dental

El uso del cepillo dental es lo primordial, hay que lavarse los dientes como mínimo 2 veces en el día, al despertarse y al dormir. No obstante lo aconsejable es hacerlo al finalizar la ingesta de cualquier alimento, lo que evitará la acumulación de sarro y el mal aliento.

No es hasta pasados 30 minutos después de cada comida, cuando se recomienda la limpieza de los dientes, ya que los ácidos en los alimentos no terminan de asentarse en el esmalte hasta ese momento.

Debes usar un cepillo con cerdas suaves y es importante poder llegar a las zonas de la parte posterior de la boca. Si tu cepillo incluye limpiador de lengua te será de gran utilidad, ya que te librará de un mayor número de bacterias y del mal aliento.

El uso de un dentífrico adecuado y con certificación de los profesionales del sector es también un punto importante a tener en cuenta para evitar la erosión dental y la aparición de caries.

Una técnica correcta de cepillado tiene una duración de 4 minutos. Porque en menos tiempo no se puede abarcar todas las zonas de la boca, ya que hay que incluir la zona posterior, trasera y la lengua.

Además, hay que tener en cuenta que cada 3 o 4 meses hay que renovar el cepillo de dientes para asegurar un cepillado efectivo y que las cerdas estén en buen estado.

  1. Utiliza hilo dental

El uso del hilo dental es también algo que hay hacer al menos una vez por día, preferiblemente antes de dormir. A la hora de elegir hilo dental te debes asegurar de que el grosor es el adecuado para tus dientes.

Cuando utilices el hilo dental lo debes aplicar después del cepillado, ya que gracias al hilo podrás eliminar la suciedad que se almacena entre las piezas dentales y que no has podido quitar con el cepillo.

  1. El enjuague bucal también es recomendable

Se dice que el uso del colutorio es ideal al finalizar cada cepillado como el último paso de la rutina, aunque hay profesionales que nos recomiendas, incluido implementarlos en medio del cepillado para mantener las bacterias a raya y asegurarnos un aliento perfecto.

  1. Reduce la ingesta de alimentos y bebidas perjudiciales para la salud bucodental

Como ya comentábamos al comienzo de este artículo hay que evitar el consumo de azúcares si no quieres perjudicar la salud de tus dientes y aumentar la posibilidad de que aparezcan caries.

También hay que tener cuidado con las bebidas y alimentos ácidos. Porque este tipo de alimentos desgastan el esmalte y perjudican a los dientes, ya que sin esmalte, las piezas dentales se vuelven más sensibles al frío o al calor. Pero si alguna vez vas a consumir alguna bebida ácida, es mejor que lo hagas con pajita, para así cuidar un poco más tu esmalte.

  1. Intenta evitar los malos hábitos

Por supuesto, debes evitar malos hábitos como son morderse las uñas, apretar demasiado los dientes o fumar.

Morderse las uñas, abrir un envase o incluso cortar plásticos con los dientes es muy perjudicial. Es más, se corre el riesgo de perder alguna pieza en una mala mordida, se puede coger alguna infección o provocar la aparición de heridas en la boca.

Apretar los dientes mientras se duerme es señal de que hay ir al dentista y buscar una solución.

El tabaco es uno de los peores hábitos a tener en cuenta a la hora de dejarlo, ya que es de los más perjudiciales para la salud dental. Produce mal aliento, mancha el esmalte y obviamente se corre el riesgo de la aparición de algún cáncer.

También es perjudicial para la salud bucodental cepillarse con demasiada fuerza o usar cepillos con cerdas muy duras.

  1. Visita a tu dentista de confianza con regularidad

Por último, es importante que de manera periódica visites a tu dentista para realizar un examen dental y poder comprobar que todo está bien, asegurarte que no haya ninguna caries o para descartar cualquier otro problema. “Las revisiones deben ser de manera periódica. Lo mejor es realizar al menos dos al año. Así con este tipo de visitas podemos ver cómo se encuentra la dentadura y en el caso de aparición de cualquier tipo de afección la podremos pillar en un momento incipiente”, explican desde la Clínica Dental Mesiodens, centro dental de confianza en León.

En definitiva, si sigues estos 6 consejos podrás disfrutar de una buena salud bucodental y una sonrisa sana y cuidada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones