ISOTIPO-JUBILO

Cuida las tuberías de tu hogar para evitar problemas con el paso del tiempo

Quizá pueda parecer extraño que os recordemos esto, pero lo cierto es que esta es una de las tareas más importantes que debemos tener en cuenta en nuestro hogar. En este sentido, cuidar las tuberías de nuestra casa nos podrá servir para evitar problemas con el paso del tiempo y es que, en muchos casos, un atranco puede suponer tener que picar paredes, suelos o techos, por lo que unos sencillos consejos os servirán para evitarlo.

Quizá pueda parecer extraño que os recordemos esto, pero lo cierto es que esta es una de las tareas más importantes que debemos tener en cuenta en nuestro hogar. En este sentido, cuidar las tuberías de nuestra casa nos podrá servir para evitar problemas con el paso del tiempo y es que, en muchos casos, un atranco puede suponer tener que picar paredes, suelos o techos, por lo que unos sencillos consejos os servirán para evitarlo.

Es por todo ello por lo que, sin más dilación, en este post os vamos a mostrar algunos de los mejores consejos que encontraréis para cuidar las instalaciones de tuberías de vuestras viviendas y que pasan por:

  • Fregar y limpiar bien antes de verter. Para no tener que limpiar tuberías con tanta frecuencia, antes de fregar sartenes y ollas con restos de grasa, aceite, harina o pan rallado, debemos retirar toda la sustancia sobrante que podamos, bien vertiendo por el inodoro cuya entrada está más preparada para recibir residuos, bien en un frasco con tapa que luego podamos tirar a la basura, en el caso de grasa y aceite. Posteriormente retiraremos todos los restos que podamos con papel que desecharemos en la basura. Además, por último, fregaremos con agua caliente.
  • Mantenimiento y limpieza de tuberías con amoniaco. En invierno, y dado que el frío hará que los inevitables restos de aceite que se vierten al fregar platos y cubiertos, se solidifiquen con más facilidad al enfriarse en las tuberías, es recomendable hacer un mantenimiento que consiste en limpiar tuberías con amoníaco líquido, vertiendo un litro y dejando actuar toda la noche. Por la mañana, calentar agua en una olla y echar poco a poco por la boca del fregadero. Se trata de un remedio muy económico que realizado dos o cuatro veces al mes mantendrá en buen estado la limpieza de tuberías. Si bien, cabe recordar que el amoníaco es tóxico, por lo tanto, deberemos procurar mantener la respiración mientras lo vertimos, o usar una mascarilla. Además, cuando usemos amoníaco, no lo debemos mezclar con ningún otro producto químico, porque puede ser peligroso.
  • Mantenimiento y limpieza de tuberías del baño con amoniaco. En la limpieza de tuberías del baño podemos usar ésta misma solución que os acabamos de mencionar, o lejía también pura, siguiendo el mismo proceso. No obstante, tendremos que tener precaución también a la hora de respirar el vapor de la lejía, y las salpicaduras al verterla, pues producen quemaduras. En este sentido, es conveniente siempre al limpiar tuberías, terminar con una buena cantidad de agua hirviendo.
  • Evitar echar grandes cantidades de papel al inodoro. Para mantener la limpieza de tuberías en inodoros es importante no echar grandes cantidades de papel de una sola vez, y por supuesto, no pensar que el inodoro admite todo tipo de objetos para su desecho. Por ello, si accidentalmente cae algo dentro, no hay que tirar de la cadena, y si utilizar unos guantes o unas pinzas para extraer la pieza, por mucho reparo que nos dé, ya que de lo contrario nos exponemos a un problema de atranco que puede suponer incluso picar paredes y suelos con las consiguientes consecuencias de gastos y trastornos. Si bien, en pequeños atrancos, para limpiar tuberías y librarlas de aquello que las obstruye, suele funcionar introducir la escobilla de limpieza habitual, empujando hacia el interior varias veces, y posteriormente, cuando el nivel del agua haya bajado, con un cubo, echar agua de golpe. Por la contra, si el atranco es mayor, se puede probar con agua fuerte, teniendo precaución de usar guantes y evitar salpicaduras, pues es un producto que quema. Dejar actuar toda la noche y por la mañana si vemos que ha bajado el nivel del agua estancada, probaremos si el atranco ha desaparecido activando la salida del agua de la mitad del depósito.
  • Atrancos de cañerías en fregaderos de cocina, lavabo y ducha. Los atrancos en el fregadero de la cocina, lavabo y ducha, suelen resolverse al principio utilizando la tradicional ventosa, que es un utensilio que remueve el foco de suciedad que ha originado el tapón, haciendo que se desplace y deshaga. Posteriormente, siempre es recomendable verter abundante agua hirviendo, para arrastrar la suciedad restante, y para prevenir, terminar de limpiar tubería. Si nada de esto nos ha funcionado, nuestro consejo es que dejéis esta tarea en manos de Control Plag, quienes, con su experiencia, os resolverán el tapón en pocos minutos y con la mayor de las garantías.

¿Cómo podemos encontrar y eliminar las obstrucciones en cañerías?

Si no conseguimos averiguar en qué punto de las tuberías se ha producido la obstrucción para poder limpiar las tuberías, podemos probar a abrir la tapa del bote sinfónico, que es una chapa redonda con un tornillo, que encontraremos en algún lugar del suelo, y que es la conexión al desagüe general desde el interior de nuestra casa. Por ello, puede que allí encontremos la solución al problema. En este sentido, si se encuentra aquí el tapón, tendremos que proceder a su limpieza retirando toda la porquería. Posteriormente podemos verter agua hirviendo poco a poco para ver si traga bien, y así descartar un atranco en ese punto. Además, la obstrucción en el bote sifónico, nos dará idea de la cantidad de residuos que habitualmente se cuelan desde todos los elementos sanitarios, y nos estará avisando de que es un buen momento para limpiar tuberías, de toda la instalación sanitaria.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones