La falta de comunicación es uno de los problemas más habituales en las parejas

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2021 se produjeron 90.582 casos de nulidad, separación y divorcios en España. Existen cuatro tipos de comunicación en las parejas que provocan problemas:

Desprecio: cuando se insulta o se ridiculiza a la pareja.

Crítica: ataques a la pareja.

Ponerse a la defensiva: echar la culpa a la pareja.

Evasivas: evitar la comunicación ignorando o actuando como si estuviera ocupado.

Los profesionales de Psi, psicólogos informan que es aconsejable mejorar la comunicación, revolver los conflictos pendientes y construir una convivencia sana. La buena comunicación es muy importante para tener una relación sana. Escuchar y ser escuchado es un pilar fundamental, porque os ayudará a resolver problemas. Los especialistas explican que el desprecio no sólo es malo para las relaciones, sino también para la salud. Muchos estudios científicos han comprobado que las personas que utilizan el desprecio en su comunicación tienen más posibilidades de sufrir enfermedades, como el cáncer y las cardíacas.

Es muy importante la complicidad y las ganas de contarle lo que has hecho durante el día, es decir, comunicarse con la pareja. Muchas relaciones sufren un enfriamiento por la casa, la familia, el trabajo, etc. Todo estos factores repercuten de manera negativa en la comunicación de la pareja y, si no se toman medidas se puede producir un distanciamiento entre ambos. Los problemas suelen aparecer cuando un miembro de la pareja espera algo del otro: «Es necesario que ambas partes hablen de lo que uno y otro esperan y lo que pueden dar o no, es decir los límites y la flexibilidad dejando claro que no puedo ser lo que tu esperas de mí», informa la psicóloga Verónica Corsini.

«Lo que esperamos de los demás muchas veces nos impide poder ver realmente a la persona que tenemos en frente», añade la especialista. El problema de comunicación es aun mayor, cuando un miembro de la pareja no sabe qué es lo que está pidiendo al otro. Muchas parejas discuten sin encontrar una solución.

Recomendaciones para una buena comunicación

Para mejorar la comunicación es aconsejable seguir las siguientes recomendaciones:

-Ser claro con uno mismo y con el otro.

-Respetar que el otro no puede siempre satisfacer mis deseos.

-Ser sincero.

-Evitar la ambigüedad, es decir, pedir de un modo claro lo que quieres.

-Se puede estar en desacuerdo y no discutir.

-No se puede exigir ni reprochar.

-No es necesario comunicarlo todo, porque es aconsejable un espacio íntimo de cada uno.

¿Cómo conseguir una relación sana?

Es muy importante escuchar de un modo activo lo que la pareja expresa, mostrar cariño todos los días, ofrecer apoyo al otro en situaciones buenas y malas, disponer de tiempo para charlar, saber perdonar los errores, aumentar la empatía y realizar planes nuevos.

Los especialistas explican que si quieres tener una relación sana hay tener en cuenta que nuestros comportamientos tienen un impacto en el mundo emocional del otro, es decir, es muy importante la responsabilidad afectiva. También debes entender los conflictos como una oportunidad de crecimiento para la pareja.

¿Cuáles son los beneficios de la terapia de pareja?

Para solucionar los problemas en la pareja podéis pedir ayudar a los profesionales y la posibilidad de acudir a terapia conjunta. Un psicólogo puede resolver el conflicto y hacer que la relación sea más fuerte. La comunicación es uno de los problemas más habituales en las parejas, porque el tiempo desgasta la relación y las parejas dejan de escucharse. En la terapia de pareja el psicólogo explicará nuevas herramientas para resolver los conflictos. Los beneficios de la terapia de pareja son los siguientes:

Permite conocer a la pareja

Puede que pienses que ya conoces a tu pareja, pero en la terapia descubrirás aspectos que no sabías cómo por ejemplo, sus emociones, qué espera de la relación, etc.

Autoconocimiento

La terapia de pareja te permite conocer mejor a la otra persona, pero también a ti mismo.

Mejora la complicidad

En la terapia podéis recordar la primera cita y los mejores momentos, este ejercicio mejora la conexión y la complicidad.

Trabaja la comunicación

En la terapia aprenderéis a expresar las emociones, a escuchar a la otra persona, a no juzgar y a entender lo que el otro quiere.

Herramientas para resolver los conflictos

Es muy importante aprender las herramientas adecuadas, para resolver los conflictos.

No eres culpable

No te sientas culpable de que la relación no vaya bien, porque gracias a la ayuda del especialista, cada uno entenderá la importancia de asumir sus propios errores para fortalecer los vínculos afectivos y emocionales.

Comparte
Últimas publicaciones

Como es trabajar en las alturas

Trabajar en las alturas es una profesión única que presenta desafíos únicos y gratificaciones incomparables. Desde los constructores de rascacielos