ISOTIPO-JUBILO

Calefacción y ventilación, imprescindibles en las viviendas de nuestros mayores

Llega un momento de la vida en el que tenemos que reconocer que nos hemos hecho mayores y que debemos poner toda nuestra atención en cuidarnos tanto como nos sea posible para perdurar lo máximo posible en esta vida sin que las enfermedades o los dolores nos condicionen en demasía.

Llega un momento de la vida en el que tenemos que reconocer que nos hemos hecho mayores y que debemos poner toda nuestra atención en cuidarnos tanto como nos sea posible para perdurar lo máximo posible en esta vida sin que las enfermedades o los dolores nos condicionen en demasía. Y poner toda la atención en eso no solo quiere decir que debemos permanecer al tanto de todo lo que nuestro cuerpo necesita. También quiere decir que debemos hacer todas las mejoras que sean necesarias en nuestro hogar. A fin de cuentas, es donde más tiempo vamos a estar.

El hogar en el que se reside genera una influencia muy grande en la vida de las personas. Si vivimos en una casa grande, es más probable que el confort forme parte de nuestra vida diaria. Si lo hacemos en un pequeño piso, no solo no estaremos más cómodos, sino que además podremos tener algún problema relacionado con la salud mental. Si el hogar, aunque sea pequeño, tiene todas las facilidades del mundo, probablemente sí que nos encontraremos bien en él. Y una persona mayor no puede escatimar en absoluto en conseguir esas cosas que mejoren su día a día.

El envejecimiento en España es mejorable a todas luces

Este es uno de los grandes problemas que tenemos a día de hoy en nuestro país. Según lo que indica una información que vio la luz en la página web del diario Expansión, España envejece mal porque los ancianos pierden calidad de vida. Estamos hablando de una información que, aunque data del año 2017, sigue siendo real como la vida misma en nuestros pueblos y ciudades. El bienestar social y económico, que son los indicadores que se tuvieron en cuenta para extraer esa conclusión, están descendiendo en España y hay que ponerle freno a eso.

Lo cierto es que el problema también se va a seguir dando en el futuro. Así lo dice el diario As, que dice que los ancianos y ancianas de España van a vivir más, sí, pero que lo harán con una peor calidad de vida. En la noticia que os hemos enlazado se puede ver que esa conclusión parte de un punto de vista diferente al que comentábamos en el párrafo anterior. Antes se hablaba del bienestar social y económico: aquí se hace referencia a problemas de salud como lo son la diabetes y la obesidad, que tristemente caracterizan la vida de cada vez más personas mayores en nuestro país.

Adaptar el hogar de los mayores a sus necesidades, fundamental

Teniendo en cuenta la vulnerabilidad de las personas mayores, conviene adaptar siempre sus hogares a sus necesidades. En España, como ocurre en buena parte del resto del mundo, la gente mayor tiende a pasar cada vez más tiempo en su casa por diferentes razones. Y claro, eso conlleva realizar una serie de cambios en la vivienda para que su habitabilidad siga siendo posible para una persona mayor. Hay que estar pendientes de este tipo de cosas.

Una de las mejores maneras de adaptar un hogar a una persona mayor es a través de un sistema eficaz de calefacción y ventilación. Los ancianos y ancianas son mucho más vulnerables al extremo frío que se vive en buena parte de España durante el invierno, pero también lo son al calor tan pegajoso que tenemos en nuestro país durante los meses de verano. Por eso, hay que hacer todo lo posible para que su hogar esté preparado para superar ambas fases del año sin problemas. Desde Megahogar nos han indicado que se está dando un paso adelante en este sentido en el interior de nuestras fronteras. Tanto es así que, en los últimos tiempos, ha aumentado la demanda de sistemas de calefacción y ventilación en hogares en los que residen personas mayores.

Os sorprendería conocer todas las deficiencias de muchos hogares de ancianos

Las personas mayores suelen tener problemas en sus viviendas. ¿Por qué? Se trata de construcciones que ya pasan del medio siglo de antigüedad y que, en su mayoría, no se han reformado o rehabilitado en ningún momento. Como consecuencia, ahora pueden presentar problemas para instalar esos sistemas de calefacción o ventilación. Ese es el motivo por el que hay mucha gente mayor que no cuenta con ellos en sus viviendas.

Tenemos la obligación de estar pendientes de nuestros y nuestras mayores. En muchas ocasiones, quizá por el desconocimiento que puedan llegar a tener de las evoluciones tecnológicas más recientes, no adaptan su hogar a lo que realmente necesitan. Para eso está su familia. Garantizar su calidad de vida es algo fundamental no solo para que esas personas nos duren cuantos más años mejor, sino para que también esos años estén caracterizados por el mejor de los bienestares.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones