ISOTIPO-JUBILO

Consejos para el cuidado de la boca en la tercera edad

Envejecer provoca una serie de cambios en los dientes y también en las encías, por lo que es fundamental ir extremando la higiene en nuestra boca y visitar al dentista con mucha mayor frecuencia. Tanto el desgaste como los cambios que nos deja la edad suelen dejar su huella en nuestro organismo, así como la boca.

Envejecer provoca una serie de cambios en los dientes y también en las encías, por lo que es fundamental ir extremando la higiene en nuestra boca y visitar al dentista con mucha mayor frecuencia.

Tanto el desgaste como los cambios que nos deja la edad suelen dejar su huella en nuestro organismo, así como la boca. Cuando llegamos a viejos, como nos confirman los profesionales de clinicamarotovellon.com en base a su experiencia, los dientes y las encías se resienten por enfermedades, tomar medicamentos o utilizar prótesis.

Pensemos que la saliva va tendiendo a reducirse, por lo que la boca se resiente más y puede provocar caries o infecciones en las bacterias y los hongos. No olvidemos también el deterioro que se produce en la superficie dental, perdiendo hueso alveolar y el adelgazamiento de las encías que puede terminar con la pérdida de piezas dentales.

Consejos dentales

Todo esto hace que haya que tener más atención a la boca en la tercera edad, pues se debe mantener una óptima higiene oral en cada y visitar al dentista de forma periódica.

Los dientes se van deteriorando, pero no es algo que solo padece el esmalte, el cual se va oscureciendo y produciendo manchas, también afecta, y de qué forma a la raíz. Las denominadas caries radiculares, que parten de la propia raíz dental, son las más habituales en las personas de avanzada edad.

La razón es que las encías se traen por el envejecimiento y ahora quedan expuestas unas zonas que antes eran protegidas por el esmalte dental, lo que predispone a que aparezcan las caries.

Por todo ello, es de gran importancia el uso de un cepillo que sea bueno y con el que podamos alcanzar la zona radicular, así como el cepillado de los dientes después de cada comida que hagamos con pasta fluorada, utilizando hilo dental y reforzando la higiene con los enjuagues bucales.

Como la raíz está más expuesta y los dientes se desgastan más, la sensibilidad dental aparece o se puede agravar en la tercera edad. Por todo ello, determinadas zonas pueden ser sensibles al dolor cuando se consuman alimentos que estén fríos o calientes. Siempre es bueno usar pasta para dientes sensibles y, en el caso de que persista el problema, no dudar en consultar al dentista.

La sequedad de la boca, también denominada xerostomía es algo habitual en la personas de cierta edad y viene causada por tomar medicamentos o enfermedades debidas a el paso de los años. En el caso de que no se trate, puede originar una serie de enfermedades sobre los dientes y las encías.

Es bueno para prevenir la aparición de la sequedad la ingesta de bastante líquido, como mínimo beber dos litros de agua diarios es de gran ayuda para generar saliva y que los dientes queden protegidos, sin olvidar que hay productos como los enjuagues bucales, pero siempre que lo prescriba un dentista.

Sin duda alguna, las prótesis dentales hacen bastante más sencilla la vida a las personas mayores, pero se deben limpiar y cuidar tanto o más que lso dientes naturales. Por todo ello, lo mejor es usar un cepillo que sea especial para prótesis y visitar al dentista mínimo una vez al año para acudir a la pertinente revisión.

Los mejores consejos para cuidar la boca en la tercera edad

Como decíamos en las épocas avanzadas de la edad, son bastante habituales las enfermedades de encías, las cuáles pueden verse agravadas por factores como una mala higiene bucal, usar medicamentos, el estrés, tabaquismo, o padecer diversas patologías.

Si bien es cierto que las enfermedades periodontales son reversibles en sus primeras fases, es vital detectarlas a tiempo y poder seguir los tratamientos que los dentistas piensen que son los más adecuados.

Creemos que es importante poder comunicar al odontólogo las enfermedades que se tengan, en especial la diabetes, el cáncer o patologías cardiovasculares que pueden terminar afectando a la salud oral. Los especialistas tienen que ser conscientes de ello para poder atender de manera correcta este tipo de necesidades.

Muchas veces los problemas digestivos en las personas mayores se causan por problemas a nivel bucodental. Las dentaduras que no están completan hacen que se mastiquen mal los alimentos, lo que termina originando digestiones deficientes.

Como puedes ver, tener una higiene oral adecuada y visitar al dentista con regularidad es una práctica que se debe seguir la totalidad de la vida para que los dientes se conserven bien, algo que es incluso más importante en la tercera edad.  Así que si eres de la tercera edad o tienes familiares, no dudes en comentarles lo que aquí te hemos contado.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones