¿Debería vender mi casa o sería mejor alquilarla?

Esta encrucijada ha pasado por muchas mentes estos últimos años. Muchas personas que se han ido a vivir a otra casa o que tienen una segunda casa para sus vacaciones, se han sentido desconfiadas por el precio de la vivienda y los actos de vandalismo que han acaecido respecto al alquiler de sus viviendas.

La ocupación es un tema muy serio en España y tiene atemorizadas a muchas personas. Si leemos el siguiente artículo redactado por la sección de noticias de la plataforma Idealista, podemos llegar a ver que hasta el 80% de los españoles temen que sus casas sean ocupadas.

¿Qué opción es la mejor? Tras realizar un análisis y estudio previo de la situación, hemos sacado algunas ideas en clave que quizás te ayuden a tomar una decisión respecto a este problema ¡Sigue leyendo para más información!

Cuando la decisión depende de muchos factores, no debemos pensar a la ligera.

Por desgracia, vender o alquilar tu casa no es una decisión tonta ni fácil.

Implica mucho tiempo y sobre todo tiempo de pensar, ya que te surgen muchas preguntas como ¿Me darán el dinero que merezco por mi casa? ¿Tardaré mucho en venderla? ¿Si alquilo mi casa, me pueden ocupar la casa?

Como ves, la decisión de vender o alquilar tu casa depende de muchos factores, y no son sólo los que te preocupan y hemos citado anteriormente.  Entre ellos, podemos destacar los siguientes:

  1. ¿Cuáles son tus objetivos financieros?

Si necesitas dinero inmediato, la venta de tu casa puede ser la mejor opción. Sin embargo, si estás buscando generar ingresos a largo plazo, el alquiler puede ser una mejor opción.

Pero ¿qué ocurre cuando no te dan el dinero que esperabas por tu casa, o tu casa tarda en venderse? Si estás planteándote estas cuestiones, una de las mejores opciones que te damos es contactar con una inmobiliaria que te gestione este asunto.

La inmobiliaria puede ayudarte a posicionar tu hogar en las mejores plataformas de venta y alquiler de casa, además de negociar un precio justo en base a la situación de tu hogar. Muchas personas contratan la ayuda de un asesor para vender su hogar, y lo mejor es contratar a un asesor que viva cerca de ti y pueda asesorarte presencialmente.

Por ejemplo, si vives en Bilbao no podemos dejar de recomendarte contactar con Martin Laucirica, ya que cuentan con gran experiencia en el sector y trabajan muchos temas legales como el que estamos tratando.

  1. Mercado inmobiliario.

El mercado inmobiliario en tu área puede influir en tu decisión. Si el mercado está en un momento en el que los precios de las casas son altos y hay una gran demanda de vivienda, puede ser un buen momento para vender. Por otro lado, si el mercado está en una etapa de baja demanda, el alquiler puede ser una opción más atractiva.

La ubicación en la que se encuentra nuestro hogar juega un papel importante a la hora de tasar su precio. De esta manera, si nuestro hogar se encuentra ubicado en una finca de lujo, probablemente el precio subirá. Sin embargo, si por el contrario está ubicado en un barrio conflictivo y peligroso, será complicada su venta y por lo tanto su precio será menor al que sería si estuviera ubicado en una finca de categoría.

  1. Necesidades de vivienda a largo plazo.

Si estás pensando en vender o alquilar porque buscas irte a vivir a otro sitio puede ser mejor vender tu casa. Sin embargo, si planeas quedarte en la misma área y necesitas un ingreso adicional, el alquiler puede ser una opción más atractiva. Siempre y cuando no estés lejos y puedas estar al tanto de los problemas que puedan ocasionarse en tu hogar (o con tus inquilinos) el alquiler te generará ese dinero extra que necesites.

  1. ¿Cuánto planeas invertir?

Tanto si quieres vender como si quieres alquilar, muy probablemente deberás invertir dinero antes de ganarlo.

Muchas casas necesitan una reforma para poder obtener el precio que buscamos. En el caso de la venta lo tenemos bastante complicado si algunos aspectos de la casa no funcionan como debieran, ya que esto devaluaría el precio de nuestro hogar considerablemente.

En el caso del alquiler, podemos ponernos menos quisquillosos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que todo lo que le falte al inquilino en casa, deberemos pagarlo si no está dentro del gasto y desuso del mobiliario causado por la actividad por parte del inquilino.

Si a esto le añadimos que si contratas los servicios de una inmobiliaria o un portal para vender o alquilar tu inmueble ¡seguimos pagando dinero! Aun así, muchas personas se sienten cómodas pagando dichos servicios con tal de quedarse cómodos sabiendo que otros les están gestionando la venta o alquiler de su inmueble.

Comparte
Últimas publicaciones

Como es trabajar en las alturas

Trabajar en las alturas es una profesión única que presenta desafíos únicos y gratificaciones incomparables. Desde los constructores de rascacielos