¿Por qué debería estudiar francés tu hijo?

Estudia francés

Se dice que dominar varias lenguas extranjeras multiplica las posibilidades de encontrar un buen trabajo en el futuro. Además del inglés, que está integrado plenamente en los planes de estudio, estudiar francés mejora la formación del niño o del adolescente.

Hoy en día, el inglés se considera un conocimiento básico. Es como tener conocimientos de informática a nivel de usuario o un cierto nivel de cultura general. Es algo que se supone que una persona con formación secundaria o universitaria ya tiene de por sí. Sin embargo, el mercado laboral es cada vez más exigente. Demanda profesionales mejor preparados. Dentro de esa preparación, el conocimiento de idiomas es un campo destacado. Además de hablar inglés, estudiar francés es un plus que muchas empresas tienen en cuenta a la hora de contratar personal.

Salvo casos puntuales, el estudio del francés ha sido desterrado de los planes de estudio oficiales. Para que un niño pueda estudiar francés debe hacerlo en una escuela de idiomas o mediante clases extraescolares.

El conocimiento del francés, como el de otras lenguas, viene certificado por títulos como los que concede la Escuela Oficial de Idiomas, una vez superado el examen correspondiente.

Los profesores de Vilimi, una agencia de Valencia que se dedica, desde hace 10 años, a enseñar francés en colegios por medio de programas de actividades extraescolares y a organizar campamentos y viajes de estudios en francés, nos cuentan que si un niño estudia francés durante varios años seguidos, de manera extraescolar, está perfectamente preparado para aprobar un examen oficial.

Esto es algo que sin duda va a mejorar su currículum y las posibilidades de encontrar un buen trabajo en el futuro. Profundicemos un poco más sobre esta cuestión.

Sectores en los que es importante hablar francés.

La revista educativa Pereda afirma que el francés es un idioma de negocios. No tiene el peso que tiene el inglés, que podríamos decir que es la lengua internacional, pero estamos hablando de que el francés lo usan 300 millones de personas en el mundo. Entre los que se encuentran países con un gran peso económico como Francia, que es la sexta economía mundial, pero también Canadá y Suiza.

En ciertos sectores económicos, el conocimiento del francés es más que recomendable. Son sectores específicos, pero con un volumen de negocio de varios miles de millones de euros anuales. Estos sectores son:

  • La moda.

Desde los años 20 del siglo pasado, con Coco Chanel, Francia tiene la batuta de la moda a nivel mundial. En estos 100 años, la industria de la moda se ha desarrollado principalmente desde París. Allí han surgido los grandes diseñadores que han revolucionado el sector. Christian Dior en los años 50 o Yves Saint Laurent en los 60 y 70. En Francia se inventó el Prêt-à-porter.

Para un estudiante de moda, o alguien que aspira a serlo, conocer francés le permite tener acceso directo a información relevante. Libros y revistas especializadas que se publican en ese idioma. Además, para su futuro profesional le será de gran utilidad. Aún, a día de hoy, hay poco que se mueva en la moda internacional que no pase por Francia.

  • Gastronomía.

Con el mundo de la cocina sucede algo parecido. Es cierto que España se ha convertido en un referente gastronómico a nivel mundial. Sobre todo gracias al camino que en su día abrieron Alzak, Berazategui y Ferran Adrià y, cómo no, al testigo que ha cogido Can Roca. Pero es la alta cocina francesa quien redimensionó los fogones. Quién transformó la cocina de ser un servicio esencial hasta convertirla en una expresión artística.

Conocer francés permite acceder a la fuente de la que bebe todo este fenómeno de la cocina que aún estamos viviendo.

  • Turismo.

Sin llegar a tener el peso que tienen las comunidades alemanas y británicas, la presencia de turistas franceses en España sigue siendo relevante. Esto hace que el conocimiento de la lengua francesa sea bastante apreciado en el sector. Desde operadores turísticos, hasta hoteles y restaurantes, son muchas las empresas del sector que demandan profesionales que conozcan este idioma. Gracias a ello, pueden ofrecer un mejor servicio a sus clientes.

Ventajas de hablar francés en el ámbito profesional.

El portal de empleo británico The Wise Seeker señala en su blog que hablar varias lenguas extranjeras es una habilidad invaluable.

En estos momentos las empresas buscan perfiles técnicos, con conocimientos específicos sobre el área en el que se desenvuelven y donde el conocimiento de idiomas es algo indispensable.

Cuando encuentran a un candidato que domina varias lenguas, es un talento que no pueden dejar escapar. Es como una especie de diamante en bruto que se han encontrado en el camino. La importancia de la lengua extranjera es más relevante todavía, si la empresa tiene relaciones comerciales u opera en un país donde se habla ese idioma.

Por ejemplo, si una empresa española vende productos o servicios en Francia, le resulta valioso que algunos de sus empleados hablen francés. Está demostrado que los negocios son más fructíferos cuando se realizan en la lengua de los interlocutores, que cuando se efectúan en una lengua neutra como el inglés.

El dominio de varias lenguas extranjeras abre las puertas al networking internacional. A establecer contactos en otras partes del mundo que amplían las posibilidades comerciales de las empresas.

Que un estudiante hable varios idiomas al mismo tiempo impulsa su futuro profesional con más fuerza. Permitiéndole acceder a puestos de trabajo internacionales, donde las condiciones laborales son mejores. Le permite integrarse en equipos de trabajos multinacionales y multiculturales donde puede desarrollar proyectos profesionales que de otra manera le estarían vetados.

El conocimiento de varias lenguas extranjeras, a su vez, le permitirá sobresalir en sectores económicos específicos en los que las habilidades lingüísticas son tenidas en cuenta especialmente. Como el sector del turismo, la traducción, la diplomacia o el comercio internacional.

Otras ventajas de hablar una segunda lengua extranjera.

Además de las posibilidades laborales, los pedagogos coinciden en señalar que el multilingüismo es beneficioso para potenciar las habilidades de aprendizaje de los estudiantes.

El aprendizaje de varias lenguas extranjeras ejercita la mente. Va más allá de la simple adquisición de conocimientos. El estudiante potencia de esta manera sus habilidades cognitivas. Mejora su capacidad para resolver problemas y optimiza la toma de decisiones.

Es importante concebir los idiomas no solo como un código de comunicación, sino como sistema de pensamiento. Las personas pensamos en una lengua, por lo general, nuestra lengua materna.

Al principio, cuando estamos iniciándonos en un idioma, tendemos a efectuar una traducción simultánea mental. Lo que escuchamos en esa lengua lo traducimos mentalmente a nuestra lengua nativa. Lo mismo nos sucede cuando hablamos. Formamos las frases en nuestro idioma y luego las traducimos. Cuando dominamos un idioma extranjero se da un salto en nuestras habilidades mentales. Este proceso de traducción ya no se da. Somos capaces de pensar y comunicarnos con soltura en varias lenguas al mismo tiempo.

Este avance en el funcionamiento de nuestra mente tiene repercusiones en el estudio en general. Se dice que las personas políglotas desarrollan la capacidad de concentración y mejoran la memoria. Al hablar en diferentes idiomas, les obliga a concentrarse más en la conversación y a manejar una mayor cantidad de términos y de estructuras.

El multilingüismo mejora las capacidades de adaptación de las personas y su apertura para conocer otras culturas y otras formas de pensar. Así como su capacidad para conectar con ellas y adaptarse. Algo que sin duda le va a ser beneficioso tanto para su vida profesional como personal. En un mundo tan dinámico como en el que vivimos, la capacidad de adaptación marca la diferencia en muchos aspectos de la vida.

Estudiar francés y el crecimiento intelectual.

Siempre se ha dicho que “el saber no ocupa lugar”. Hoy, sin embargo, parece que vinculamos la formación de nuestros hijos únicamente a su futuro profesional. A que estudien para que el día de mañana, tengan un trabajo en el que ganen mucho dinero. Pienso que este es un enfoque equivocado.

El conocimiento es una de las cosas que nunca te pueden robar. Es nuestro mayor capital. El dinero va y viene. Hoy gozas de una buena situación económica y una mala decisión puede hacer que lo pierdas todo en poco tiempo. En ocasiones, ni siquiera depende de ti. Tienes un buen trabajo y la empresa hace una reestructuración y pierdes tu situación privilegiada.

Sin embargo, todo lo que has aprendido, incluidos los idiomas, siguen contigo. Sobre todo si los practicas. Esto es algo que nadie te va a quitar.

Conocer otras lenguas te permitirá conocer personas de otras partes del mundo y descubrir otras culturas. Algo que es enriquecedor. Te ayuda a madurar como persona y a tener un pensamiento más rico, más amplio y más abierto.

Los españoles estamos rodeados del francés. Nuestro vecino del norte es Francia, y el francés es una de las lenguas que se hablan en el norte de África. Para bien o para mal, nuestras conexiones con Francia forman parte de nuestra historia y nuestra cultura. Estudiar francés amplía tus horizontes.

Comparte
Últimas publicaciones

Consume aceite de oliva

¿Eres de consumir aceite de oliva o lo añades en las ensaladas?, pues tienes que saber que no hay mejor