ISOTIPO-JUBILO

¿Qué diferencia la osteopatía de la fisioterapia?

Si tienes una lesión y estás cansado de visitar clínicas de fisioterapia sin obtener ningún tipo de resultado, quizás es hora de que acudas a un osteópata. La osteopatía consigue resultados increíbles en muy poco tiempo y además se trata de un tratamiento muy poco invasivo. No requiere tomar medicación y ataca el problema desde la raíz. Además, la osteopatía hace que nuestros músculos estén en sintonía con nuestro sistema nervioso.

Si tienes una lesión y estás cansado de visitar clínicas de fisioterapia sin obtener ningún tipo de resultado, quizás es hora de que acudas a un osteópata. La osteopatía consigue resultados increíbles en muy poco tiempo y además se trata de un tratamiento muy poco invasivo.

No requiere tomar medicación y ataca el problema desde la raíz. Además, la osteopatía hace que nuestros músculos estén en sintonía con nuestro sistema nervioso.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es un tipo de medicina que consiste en emplear un conjunto de técnicas manuales basadas en las normas por las que se guía la vida y los organismos vivos. Este tipo de medicina alternativa busca restaurar y conservar el equilibrio del cuerpo y lograr su recuperación.

Se trata de una especialidad similar a la fisioterapia. La diferencia es que la fisioterapia emplea una serie de agentes naturales como pueden ser el frío, el calor, la electricidad o el agua para calmar el dolor, además de la técnica manual.

Los osteópatas utilizan la manipulación física para mejorar la movilidad de las articulaciones, disminuir la tensión muscular y facilitar el suministro de sangre a los tejidos. La función de este conjunto de técnicas es conseguir que mejore la salud a nivel general de todos los sistemas del cuerpo. Esto se consigue a través de la manipulación y el fortalecimiento de nuestro esqueleto.

Un osteópata también aconseja sobre que postura debemos adoptar. Nos indican que ejercicios son favorables para que nos recuperemos y evitar que nos volvamos a lesionar.

¿Cuál es el origen de la osteopatía?

La Osteopatía se consolidó a finales del siglo XIX, en los Estados Unidos por Andrew Taylor Still. Este médico y cirujano fue el primero en demostrar las interrelaciones existentes entre el sistema musculoesquelético y el resto de los sistemas orgánicos. Still fundó en 1892 la American School of Osteopathy en Kirksville, Missouri.

Tipos de osteopatía

Existen tres tipos básicos de osteopatía:

Osteopatía estructural: Pone su atención en el sistema musculo esquelético. Es la más utilizada para tratar las patologías y lesiones relacionadas con huesos y músculos.

Osteopatía visceral: Se basa en estimular y rehabilitar las vísceras y los órganos vitales. Ejemplo de estos órganos son el estómago, el páncreas o el aparato reproductor.

Osteopatía craneal: Se centra en la relación entre la estructura del cráneo y el sistema nervioso. A través de este tipo de técnicas se logra estimular la movilidad del líquido cefalorraquídeo y así recuperar el equilibrio orgánico.

Beneficios de la osteopatía

La osteopatía tiene numerosos beneficios y en poco tiempo se pueden apreciar muy buenos resultados. Este tipo de medicina logra el equilibrio entre los músculos y el sistema nervioso. De esta manera se mejora significativamente la estabilidad y el equilibrio haciendo que sea menos probable sufrir lesiones.

Otro de sus beneficios es que es un tratamiento poco invasivo y el paciente no se ve obligado a consumir ningún tipo de fármaco. Este conjunto de técnicas analiza las patologías y buscan su punto de origen para cortar el problema de raíz. De esta manera, no solo lograremos solucionar el problema por el que hemos acudido a la clínica, sino que conseguiremos proporcionar al cuerpo un equilibrio por el que se solucionaran otras dolencias que quizás desconocemos.

¿Qué cuando debemos acudir a un osteópata?

Visitar a un osteópata puede resultar una elección acertada si nos duele la espalda, el cuello, o el hombro. También si hemos sufrido una lesión deportiva o sentimos dolor tras conducir o por el embarazo.

La osteopatía también puede ayudar a mitigar los síntomas de algunos trastornos como la ansiedad o la depresión.

Regulación de la osteopatía

En España, la práctica de la fisioterapia se considera una disciplina de la salud y es una profesión sanitaria. Sin embargo, la osteopatía se contempla como una práctica terapéutica alternativa que no se incluye en el Código de la Sanidad Pública y el Código de la Seguridad Social.

Actualmente, se confía más en la fisioterapia ya que ésta tiene un grado diferente de reconocimiento. Sin embargo, la osteopatía está siendo cada vez más aceptada y cada vez con más los fisioterapeutas que estudian técnicas osteópatas.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones