ISOTIPO-JUBILO

Razones para contratar a una asesoría contable

Los números. Esos dígitos que nos traen de cabeza cuando tenemos que cuadrarlos para una empresa. Y es que al final, una empresa son números. Si salen en rojos estás perdido. Si salen en azul es lo mejor que te ha podido pasar. Pero para un empresario lo de preocuparse de los números sobra, porque lo que tiene que hacer es estar pendiente de su negocio. En este caso, lo que te proponemos para que una empresa salga bien, es dejar el aspecto de los números en manos de profesionales.

Los números. Esos dígitos que nos traen de cabeza cuando tenemos que cuadrarlos para una empresa. Y es que al final, una empresa son números. Si salen en rojos estás perdido. Si salen en azul es lo mejor que te ha podido pasar. Pero para un empresario lo de preocuparse de los números sobra, porque lo que tiene que hacer es estar pendiente de su negocio. En este caso, lo que te proponemos para que una empresa salga bien, es dejar el aspecto de los números en manos de profesionales.

Como nos indican desde Trámites Fáciles Santander, una asesoría contable es aquella que ofrece como servicio la gestión y supervisión diaria de la contabilidad oficial, apuntes en el libro mayor de clientes, balances y cuentas de resultados así como relaciones con el Registro Mercantil.

De esta manera, una asesoría gestiona y supervisa todo lo que tiene que ver con la economía y contabilidad del autónomo y de las empresas. Dentro de esta área ofrece un asesoramiento sobre la mejor manera de preparar los indispensables libros oficiales de contabilidad del negocio así como su correspondiente y obligatoria legalización de los mismos en el Registro Mercantil, mediante el depósito de las cuentas anuales en dicho registro.

La asesoría contable también supone una importante ayuda en la preparación de las cuentas anuales y en todo lo relativo a la Facturación. De esta forma, una empresa como asesoría contable realiza una contabilidad en tiempo real de las empresas y su actualización de contabilidades.

Servicios

Una empresa de asesoría ofrece a sus clientes, un servicio completo en la confección de la contabilidad y en la gestión de los impuestos. Ellos se encargan de analizar cómo se generan los principales flujos económicos de las empresas para racionalizar y simplificar el esfuerzo del área de administración.

 

Los servicios de gestoría contable más habituales son:

  • Llevanza de la contabilidad
  • Planificación y puesta en marcha de la contabilidad
  • Organización económico-financiera de la empresa
  • Sistemas de control interno contables y administrativos
  • Legalización y confección de los libros oficiales de contabilidad
  • Formalización de los libros del impuesto sobre el valor añadido (IVA)

Entre estos servicios como asesoría contable se puede incluir la realización de las cuentas anuales de su empresa, (Balance, cuenta de pérdidas y Ganancias y la Memoria anual) que deberán ser formuladas por el empresario o los administradores. Una vez formulada y aprobada la contabilidad del ejercicio, por la Junta General de su empresa, la asesoría hará la gestión de acudir al Registro Mercantil correspondiente y depositarlas conforme establece la ley.

Legalización de Libros Contables

Una asesoría echa una mano a sus clientes sobre los libros de contabilidad que les exige la ley (como por ejemplo, libro diario, inventario y cuentas anuales). Posteriormente y, en el plazo legalmente establecido se procede a su presentación en el Registro Mercantil para su legalización.

En definitiva, una asesoría contable es fundamental porque no es solo únicamente para que conozca como se encuentra económicamente su actividad (empresa o autónomo). La contabilidad es importante para llevar una buena administración, para tener en orden los libros contables, para conocer la renta percibida sobre la cual se calculan los impuestos, para poder tomar buenas decisiones empresariales.

Si la empresa lleva la contabilidad en orden podrás tener a tiempo el resultado de ganancias y pérdidas, una buena asesoría contable le asesora para que tome decisiones acertadas desde el puesto de vista económico de su empresa. Y sí, esos famosos números rojos pasarán a la historia.

Asesoría fiscal

Pero también es importante contar con una asesoría fiscal. La principal función de un asesor fiscal es la de ayudar a sus clientes (autónomos, empresas y particulares) con sus obligaciones fiscales. En este caso estas son las premisas sobre las que se puede ayudar.

Asesoría y planificación fiscal en el marco de la normativa tributaria y en defensa de los intereses de los contribuyentes.

Proporcionar información, asistencia y representación a nuestros clientes en sus relaciones con las Administración Tributaria, para así hacer valer los derechos de los obligados tributarios frente a la Hacienda Pública en los diferentes procedimientos de gestión e inspección tributaria.

Contrastar y gestionar la información y el conocimiento en materia tributaria, a través del uso y manejo de un programa de contabilidad ERP, que es una herramienta que permite acceder al cliente a su facturación y contabilidad y tener de esta forma una visión global de su empresa.

Analizar la realidad jurídico-tributaria para elegir las mejores soluciones a problemas determinados, tomando decisiones óptimas en los plazos establecidos.

Cumplimentación de liquidaciones tributarias en tiempo y forma.

Facilitar a los contribuyentes, bien sean personas físicas o jurídicas, un análisis detallado de la normativa tributaria y de la interpretación y actuación administrativa aplicable a la casuística concreta objeto del asesoramiento.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones